Llama Gratis |

Consejos para la higiene bucal

febrero 13, 2024
Consejos para la higiene bucal
sPortrait of smiling female dentist holding dental carver while standing at clinic

La salud bucal es un aspecto crucial del bienestar general y una higiene bucal adecuada es fundamental para mantener no solo una sonrisa sana, sino también una salud bucal óptima. 

La importancia de la prevención

Una correcta higiene bucal diaria es una medida preventiva esencial para mantener a raya las bacterias, reduciendo así el riesgo de caries, inflamación de las encías y otros problemas bucales. Sin embargo, la prevención no se limita a la limpieza diaria: es igualmente importante someterse a sesiones profesionales de higiene bucal y a revisiones periódicas en el dentista, que ayudan a identificar precozmente los factores de riesgo para la cavidad bucal y a prevenir la aparición de dolencias desagradables.

Prácticas preventivas en el dentista

Las prácticas preventivas ayudan a salvaguardar las encías y los huesos que sostienen las arcadas dentales y prolongan la vida de los dientes. Algunas de las medidas preventivas más importantes son la higiene bucal profesional, el análisis del pH salival, el sellado de fisuras dentales y la aplicación de flúor.

La higiene bucal profesional elimina no solo la placa, sino también el sarro, mediante el uso de instrumentos manuales y ultrasónicos, y previene la aparición de infecciones.

El test de pH salival es un indicador para monitorizar y prevenir patologías orales, mientras que la fluoroprofilaxis y el sellado de fisuras están más indicados para los dientes más jóvenes. La fluoroprofilaxis favorece la mineralización del esmalte, reduciendo así el riesgo de caries, mientras que el sellado de fisuras consiste en la aplicación de un material compuesto en los surcos oclusales de los dientes permanentes, especialmente en los primeros molares, para protegerlos de la caries.

Cepillo de dientes eléctrico o manual

Reducir la acumulación de placa es esencial para prevenir la aparición de la enfermedad periodontal. Elegir entre un cepillo eléctrico y uno manual es una decisión personal, pero conocer las ventajas de ambos puede orientarle hacia la mejor elección.

La principal distinción entre los dos modelos de cepillo de dientes se refiere a su funcionamiento: mientras que el cepillo eléctrico realiza la mayor parte de su trabajo mediante movimientos de las cerdas, el cepillo manual requiere un esfuerzo directo por parte del usuario, que debe asegurarse de que los movimientos se realizan correctamente. Con un cepillo manual, hay que tener cuidado de no ejercer demasiada presión sobre las encías y los dientes.

Las investigaciones científicas han demostrado que los cepillos eléctricos, cuando se utilizan correctamente, son más eficaces para reducir la placa bacteriana que los cepillos convencionales, lo que supone una ventaja especialmente importante para las personas con habilidades manuales limitadas, como las personas mayores y las predispuestas a padecer enfermedades de las encías y periodontales. Sin embargo, es esencial adoptar la técnica de cepillado adecuada para garantizar una correcta higiene bucal, independientemente del tipo de cepillo que se utilice.

Cómo cepillarse correctamente

Una técnica de cepillado adecuada es crucial para mantener unos dientes sanos:

  • Cepillarse los dientes al menos dos o tres veces al día durante dos minutos. 
  • No descuidar las superficies internas de los dientes.
  • Evitar el cepillado horizontal de las superficies internas y externas de los dientes, ya que no elimina eficazmente la placa bacteriana y se corre el riesgo de traumatizar las encías.
  • En las superficies externas de los dientes, es importante realizar pequeños movimientos circulares y verticales, de la encía al diente y no al revés, para evitar empujar la placa hacia la línea de las encías.
  • No aplicar demasiada fuerza al cepillarse.
  • Limpiar diariamente los espacios interdentales con seda dental, cepillo e irrigador bucal.
  • Seguir las instrucciones de tu profesional para una técnica personalizada.

Pasta dentífrica: guía de elección

La amplia gama de pastas dentífricas disponibles puede complicar la elección del producto más adecuado para su higiene bucal; sin embargo, seleccionar la pasta dentífrica correcta es esencial para satisfacer las necesidades específicas.

Las opciones existentes en el mercado son:

  1. Pastas dentífricas para dientes y encías sensibles, que suelen contener ingredientes como hidroxiapatita, sales de flúor y nitrato potásico. Estos productos pretenden reducir la sensibilidad proporcionando un alivio eficaz.
  2. Pastas dentífricas blanqueadoras, que utilizan productos químicos para eliminar las manchas superficiales y pulir la superficie de los dientes. La elección de estos dentífricos requiere una evaluación cuidadosa y es esencial alternar estos productos con los dentífricos tradicionales para evitar un efecto abrasivo excesivo. Es importante tener en cuenta que, para realizar blanqueamiento dental, en clínica pueden ayudarte con el tratamiento adecuado. 
  3. Dentífricos antiplaca, que incorporan sustancias antibacterianas como el yodo, el cloruro sódico y las sales metálicas, que actúan directamente en la prevención de la acumulación de placa (algunos de ellos también pueden contener enzimas que dificultan la proliferación bacteriana en la cavidad bucal).
  4. Los dentífricos infantiles, cuya elección requiere un cuidado especial. Hasta los 6 años, la concentración de flúor no debe ser superior a 500 ppm para evitar el riesgo de fluorosis. Puede ser útil optar por productos de sabor agradable y colores atractivos, para que la rutina de higiene bucal sea más placentera para los niños pequeños.La elección de la pasta dentífrica depende de las necesidades personales, la edad y el estado general de salud: es esencial consultar al dentista o al higienista dental para obtener recomendaciones personalizadas y asegurarse una elección informada.

Detectores de placa

Aunque el dentífrico y el cepillo de dientes son, sin duda, herramientas esenciales para la limpieza diaria de los dientes, llegar al 100% de la superficie durante el cepillado puede ser todo un reto. Aquí es donde entran en juego los detectores de placa, una herramienta inestimable para garantizar que todos los rincones de la boca reciben la atención que necesitan.

Los detectores de placa están diseñados para identificar las zonas descuidadas durante el cepillado y resaltar las áreas en las que se debe mejorar la limpieza gracias a sustancias coloreadas que se unen a los depósitos de placa, haciéndolos visibles. Estos productos, en forma de pastillas masticables o líquidos coloreados, proporcionan resultados instantáneos, ayudando a identificar inmediatamente las zonas críticas donde pueden acumularse las bacterias.

El uso regular de estos dispositivos no sólo mejora la concienciación sobre la propia higiene bucal, sino que también desempeña una función educativa, ya que permite mejorar la técnica de cepillado: la integración de esta herramienta en la rutina de higiene bucal puede contribuir significativamente a la prevención de la caries, la salud de las encías y el mantenimiento de una boca fresca y limpia.

La salud bucodental está vinculada al bienestar general y la concienciación sobre las prácticas correctas de higiene bucodental puede marcar la diferencia a la hora de preservar los dientes y las encías.